Actualmente es posible encontrar azulejos con diseños innovadores y creativos, pero a veces, mantenerlos en perfecto estado puede ser complicado a pesar de que su limpieza es relativamente fácil. En
Santa María Pisos y Acabados
te daremos algunos útiles consejos.

Es importante eliminar los restos del cemento que se utilizó para su instalación, por lo que debes aplicar un removedor de este material a base de ácido.

Si permites que se acumule el polvo, se producirán rayaduras. Utiliza la aspiradora al menos una vez a la semana y un cepillo de cerdas suaves.

Para eliminar la grasa que pueda acumularse, utiliza una esponja y una solución de amoniaco con medio litro de agua. Al terminar, seca el azulejo con un trapo limpio. Te recomendamos hacer una vez cada seis meses.

Si quieres darle brillo a tu azulejo al momento de limpiarlo, usa una taza de vinagre blanco disuelto en un litro de agua y talla con un trapo. Si está manchado, usa el vinagre sin diluir.

Te recomendamos comprar protectores para las patas de los muebles que coloques encima del azulejo, ya que podrían rayarlos o romperlos. Si son muy pesados, considera colocar un tapete o alfombra.

Contáctanos. En Santa María Pisos y Acabados tenemos más de 38 años de experiencia ofreciendo las mejores líneas de pisos de cerámica, acabados y accesorios para una remodelación integral de tus espacios.